fbpx
06
Jun

Frecuentemente, para los dueños de negocios, la renuncia de un empleado puede ser causa de estrés por varias razones, por ejemplo, tener que comenzar la búsqueda de personal, entrevistar, adiestrar y cruzar dedos de que ese nuevo integrante se acople a la empresa y a sus nuevas responsabilidades.   Pero dentro de todo este proceso por el que todos pasan, les aseguro que se puede aprovechar la oportunidad para obtener información valiosa.

Existen muchísimas herramientas que permiten conocer el sentir de sus empleados, y ¿por qué no conocer la percepción de los que renuncian? 

Aquí les tengo algunas razones por las que deben incluir esta práctica en sus empresas:

  • Descubrir las razones por las que sus empleados están renunciando.
  • Conocerás áreas que necesitas mejorar, ya sea en adiestramientos, supervisión, acciones disciplinarias, políticas, etc.
  • Última oportunidad para retener un empleado valioso.

Lo más recomendable para las pequeñas empresas, es que utilicen un formulario, donde el empleado voluntariamente lo complete.

Por lo regular, en organizaciones grandes, los encargados de realizar las entrevistas de salida son los representantes de Recursos Humanos, ya que, no es efectivo que el supervisor directo realice la misma.  Los resultados de la entrevista serán más confiables si el empleado se siente cómodo con el entrevistador.

En el caso, de pequeñas empresas, que usualmente son los mismos dueños que se encargan de estas funciones, lo más recomendable es que se ofrezca un formulario, donde el empleado voluntariamente lo complete.   

Es por esto, que he incluido un formulario de entrevista de salida al RELEVIUM PACKAGE, el mismo está disponible en inglés y español e incluye una guía de recomendaciones para distintas gestiones de Recursos Humanos en sus empresas.