17
May

¡Que mucho he escuchado esto!

Muchas veces por la NECESIDAD y la PRESIÓN de llenar los puestos, contratan al primer candidato que aplica sin evaluarlo. ¡ERROR! Es más COSTO-EFECTIVO tomarse el tiempo en seleccionar un buen candidato, que contratar con prisa y perder tiempo en adiestrar, disciplinar, y en volver a comenzar el ciclo de búsqueda de empleados porque el empleado renunció o fue despedido. TODO ESTO ES DINERO Y ENERGÍA DESPERDICIADA. Así que, JEFE, si te encuentras en este ciclo y te preocupa cómo operará tu negocio sino contratas a alguien inmediatamente y ya no sabes qué más hacer; ESTO ES PARA TI:

EVALÚA el proceso de selección de personal que tiene tu empresa:

  • ¿Qué tan estructurado y consistente es?
  • ¿Llamas a las referencias?
  • ¿Tienes descripciones de los puestos?
  • ¿Qué tan efectivos son los anuncios de las ofertas de empleo?
  • ¿Estás aprovechando al máximo el tiempo de entrevistas?

El reclutamiento de personal debe ser un proceso FORMAL, ESTRUCTURADO y CONSISTENTE. Con la misma importancia, que manejas otras áreas del negocio, debe manejarse el proceso de reclutar a los que estarán REPRESENTANDO TU EMPRESA.