21
May

Este tipo de situaciones suelen ser comunes en el ambiente laboral. Si se convierte en algo frecuente por algún empleado, puede convertirse en motivo de burlas, quejas, comentarios y rechazo por los demás compañeros, en fin un ambiente de trabajo que no deseamos.

Así que, es necesario que el supervisor enfrente la situación. Aquí te incluyo 6 recomendaciones para esa reunión:

➡️Escoge un momento conveniente y un lugar privado.

➡️Cuida las palabras y expresiones que utilices durante la conversación, no queremos que el empleado se ofenda o se sienta juzgado. Debes demostrarle que es algo que puede pasarle a cualquiera y que tiene solución.

➡️Comienza la conversación, haciendo referencia a las reglas y políticas relacionadas a este tema. (Es recomendable que se tenga un manual de políticas y reglamentos, donde se incluya la política de aspecto personal, uniformes y la importancia de su cumplimiento)

➡️Explica la incomodidad que se ha generado entre los compañeros. No menciones nombres de los compañeros que se han quejado, concéntrate en el problema.

➡️Siempre ofrece la oportunidad de que el empleado comunique su sentir, pueden ser varios los motivos de los malos olores, por ejemplo, una difícil situación personal por la que esté atravesando, razones médicas, motivos culturales, etc.

➡️Si fuera necesario, ofrece ayuda y continúa pendiente al caso, para asegurarte que se ha trabajado para solucionar la situación.